Se escondía, o al menos algo no dejaba ver, estaba en otra, iba pa La Granja a hacer no se qué cosa con no sé quién. Me nombró ese lugar en dos ocasiones pero no le presté atención hasta ahora. Sé que pedía ayuda, no me lo decía con palabras, me lo comunicaba con el cuerpo, con la mirada, sus movimientos y evasiones. Quería ayudarlo pero desperté.

"Un libro leído en distintas épocas se transforma en varios libros."

Sergio Pitol 

(Fuente: villings, vía feedbackpositivo)